PSIQUIATRÍA GENERAL

La psiquiatría es la especialidad médica que se ocupa del tratamiento de los trastornos mentales en toda su extensión. Esto quiere decir que no sólo se ocupa de las enfermedades mentales más graves (esquizofrenia, psicosis, depresiones severas, trastornos bipolares, trastornos en la conducta alimenticia, alcoholismo, etc.), sino también de los trastornos emocionales y conductuales relacionados con la vida cotidiana, es decir, acontecimientos o patologías definidos como problemas de carácter más leve pero que reducen mucho la calidad de vida y producen mucho sufrimiento a las personas.

PSIQUIATRÍA INAFANTO-JUVENIL

Abarca desde la psiquiatría perinatal, que se encarga del abordaje de los problemas asociados a la prematuridad en el menor o del impacto que genera esa situación en los padres, hasta la psiquiatría de la adolescencia que se ocupa de todas las complicadas conductas o psicopatologías que se pueden manifestar en esta etapa de la vida. En esta especialidad se le da una gran importancia al neuro-desarrollo y sus diferentes fases.

Algunos de los problemas que se abordan en la psiquiatría infanto-juvenil son las fobias infantiles, los tics, los trastornos del espectro autista (antiguamente, trastornos generalizados del desarrollo, que engloban trastornos como el Asperger o el autismo clásico), la enuresis y encopresis, el trastorno obsesivo-compulsivo, las depresiones, el trastorno negativista desafiante, los trastornos de conducta, y el Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Artículos relacionados

Trastornos del sueño en niños

PSICOGERIATRÍA

Los pacientes mayores de 65 años se benefician de un enfoque especializado en la atención a sus problemas de salud mental. Este enfoque consiste en profesionales con experiencia en el área y con la sensibilidad necesaria para abordar de manera integral e inclusiva con la familia las diferentes situaciones que pueden presentarse en los adultos mayores, como trastornos de ansiedad, trastornos depresivos, trastornos bipolares, trastornos psicóticos crónicos y síntomas psicológicos y comportamentales en pacientes con demencia o deterioro cognitivo, entre otros.

INFORMES PERICIALES

A continuación mostramos algunos ejemplos de los casos que tratamos:

Custodias: efectuando una valoración exhaustiva del proceso judicial en relación a la custodia de los menores. La evaluación puede incluir al progenitor que contrata nuestros servicios, a los hijos y a cualquier factor relevante del entorno.

Idoneidad: explorando las capacidades del cliente en relación a un campo determinado.

Invalidez: estudiando el estado médico y psicológico actual del paciente al mismo tiempo que su evolución para valorar posibles dificultades psíquicas que interfieran en el desarrollo de su actividad laboral.

Valoración de secuelas de accidentes: evaluando aspectos relacionados con las consecuencias y/o secuelas de accidentes

En cada caso, se efectúa un análisis inicial para considerar la viabilidad del informe y de los recursos que se utilizarán.